Una de las necesidades básicas del recién nacido es el contacto físico. Los bebés reciben sus primeros estímulos a través de sus padres o sus familiares cercanos (abuelos y tíos) por eso es importante que se tomen unos minutos para jugar , hablar y hacer ejercicios con el bebé.

A continuación te recomendamos una serie de ejercicios de estimulación temprana para tu bebé de 0 a 6 meses que lo preparará para explorar el entorno.

De 0 a 3 meses

Este tipo de ejercicio le ayudarán a ganar movilidad, a descubrir nuevas sensaciones y a despertar sus primeros estímulos.

  • Tomar sus manos y pies y jugar con sus dedos, uno a uno.
  • Realiza masajes en manos y pies
  • Recostado boca arriba, toma sus pies y llévale las rodillas al pecho. Repite 5 veces con cada pierna y poco a poco ve aumentando la frecuencia.
  • Recostado boca arriba, agarra sus manos y realiza movimientos en círculo con sus brazos.
  • Recostado boca arriba, enséñale un juguete de colores a una distancia de 30 cm de sus ojos y muévelo de un lado al otro para que lo siga con su cabeza.

De 3 a 6 meses

A medida que el bebé va creciendo y ganando habilidades motrices, a los ejercicios anteriores le irás añadiendo paulatinamente otros más complejos.

  • Recostado boca arriba, haz suavemente el movimiento de la bicicleta con sus piernas.
  • Toma sus manos y juega a aplaudir.
  • Recostado boca arriba, dobla una pierna mientras extiendes la otra y ayúdale girar hacia el lado de la pierna extendida. Repite con la otra pierna.
  • Recostado boca arriba, agarra de sus brazos y súbelo lentamente hasta la posición de sentado.
  • Recostado boca abajo coloca algunos juguetes delante para que trate de alcanzarlos.

De 6 a 9 meses

A partir de los seis meses, el bebé empezará a sentarse con más frecuencia manteniendo más el equilibrio. Es importante realizar ejercicios boca abajo para fortalecer la musculatura de cuello y espalda.

  • Recostado boca arriba, hazlo rodar sobre la cama o una alfombra de un lado hacia el otro.
  • Recostado boca abajo, coloca juguetes a su alrededor para que intente alcanzarlos.
  • Siéntate en el suelo con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo y coloca a tu bebé sobre tus muslos. Juega a balancearlo de un lado al otro mientras lo sujetas por debajo de las axilas.
  • Cuando sea capaz de mantenerse sentado, coloca sus piernas en forma de “V” y ponle juguetes entre las piernas para que intente agarrarlo con las manos.

De 9 a 12 meses

  • Sienta al bebé en una alfombra y coloca juguetes a su alrededor en todas las direcciones. Pon una caja y enséñale a juntarlos y guardarlos de a uno dentro de la caja nombrando cada uno de ellos.
  • Colócate enfrente de tu bebé e incentívalo a que imite tus expresiones faciales: cerrar y abrir los ojos, pestañear, abrir y cerrar la boca, sonreír, sacar la lengua, etc.
  • Coloca un juguete encima de una mesa baja para que intente ponerse de pie y agarrarlo.
  • Estando de pie agarrado a un mueble, ofrécele un juguete de forma que tenga que liberar una mano para agarrarlo.

Aprovechar al máximo las capacidades mentales y físicas de tu bebé  va a depender de tu trabajo como padre o madre en su estimulación temprana, realizando actividades adecuadas con objetivos específicos para facilitar su óptimo desarrollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here